FIESTAS

Mundos al Revés

Colombia es un país de fiestas. Se dice que si tuviéramos tiempo de vivir una fiesta cada día, no nos alcanzarían los días del año para experimentarlas todas. En un país asolado por la violencia, la desigualdad y la corrupción, las fiestas son un poderoso lenitivo. Carnavales, fiestas cívicas, patronales y religiosas, todas ellas pueblan el calendario nacional haciendo de Colombia un verdadero «país de fiestas». Los tres carnavales que pueblan esta galería se constituyen en verdaderos «mundos al revés». Como bien señalaba Mikhail Bakhtin, el carnaval es una segunda piel, es un respiro ante el agobio del poder y el peso aplastante de la cotidianidad. Durante el carnaval se abre una ventana de posibilidades en el que el mundo se transforma y se trastorna. Las categorías sociales del día a día se ponen en suspenso y la alegría carnavalesca con su aire de libertad y renovación, toma posesión del mundo.

Siguenos en